CURARES AMAR

Curar es amar. El Universo y todo lo que hay en él, incluidos los seres humanos, existe gracias al amor. Cuando una persona se da cuenta de esto y se esfuerza por crear una vida llena de amor, es feliz, y a su vez hace que la calidad de vida que experimenta sea plena y esté llena de significado. Cualquier situación, por grave que sea, contemplada a través de los ojos del amor, se resuelve o acepta más fácilmente que cuando se prescinde de esta energía. De hecho, sólo hace falta seguir un principio para vivir la vida en su plenitud máxima: vivir conscientemente en un estado de amor y emplear la felicidad como piedra angular sobre la que construir nuestras experiencias vitales.

Ahora entiendo que para ayudar a otro ser humano, en el proceso de curación, es preciso albergar un amor y compasión incondicionales hacia todas la criaturas vivientes. Es necesario comprender y aceptar el conjunto de circunstancias que han llevado a esa persona a la situación difícil por la que está atravesando en ese momento.

El comportamiento humano es, de hecho muy simple. Las personas actúan por amor o por temor. Cuando lo hacen movidas por el amor están receptivas y aceptan un flujo constante de energía universal que pertenece a todo el mundo por derecho natural. Su estado es expansivo y son felices. Sin embargo, cuando lo hacen movidas por el miedo, se interrumpe el flujo universal de energía o bien queda bloqueado en diversos puntos de su cuerpo y entonces es cuando se experimenta la aparición de la enfermedad. El miedo puede tomar muchos derroteros. Esta emoción es la que nos impide escuchar a nuestro yo interior, y nos lleva a crearnos todo tipo de problemas. Cuando una persona actúa movida por el miedo, puedes estar seguro de que hay cierto estado de desequilibrio presente en su vida. Eso hace que cada célula de su cuerpo pida a gritos la corrección de ese desequilibrio y de no corregirse, aparezcan síntomas físicos, que finalmente manifestarán la enfermedad.

Gracias al don del libre albedrío, estamos en disposición de cambiar lo que pensamos y sentimos, y de este modo incorporar un equilibrio entre cuerpo y espíritu. El vehículo para lograr este equilibrio es la mente, que tiene la capacidad de hacer de intermediario entre cuerpo y espíritu. Se nos ha concedido la capacidad de razonar, pensar y crear. La capacidad para crear es un instrumento muy importante ya que permite visualizar algo que no existe, y esta nueva visión puede incorporarse a la existencia si ejercitamos el libre albedrío y decidimos manifestar esta nueva forma de pensamiento.

Cuando hacemos un hueco en nuestro horario para realizar una meditación tranquila, abrimos la puerta al conocimiento infinito que está siempre presente en el cosmos y que se nos concederá en instantes fugaces de clarividencia. Estos momentos repentinos de revelación se pueden denominar presentimientos o intuición. Si aprendemos a confiar en nuestra intuición, incorporamos a nuestras vidas cotidianas este tipo de conocimiento, y tomamos la decisión de emplearlo con inteligencia, podemos crear un equilibrio interior básico para disfrutar de una salud perfecta. Cuando hayamos alcanzado un estado de alegría interior que podamos mantener con nosotros a lo largo de todo el día, incluso en momentos de adversidad, podremos estar relativamente seguros de que avanzaremos en la dirección correcta para disfrutar de una buena salud.

Aunque muchas veces la gente consigue aliviar sus dolencias con tratamiento médicos convencionales, a los pocos meses o años vuelve a aparecer. ¿Por qué? Pues porque los modelos de pensamiento que crearon la enfermedad no han sido tratados. No basta con ocuparse solamente de los síntomas de una enfermedad. Hay que encontrar y eliminar la raíz del problema o ésta volverá a aparecer o se manifestará de alguna otra forma. Es aquí donde la meditación resulta de gran utilidad. Si una persona puede ahondar en su naturaleza espiritual lo suficiente como para entender qué provocó la enfermedad en un principio y luego tener el valor necesario para librarse de los patrones de pensamiento que la llevaron a ello, habrá emprendido el camino hacia una forma de vida más dichosa, libre de enfermedad.

Toda curación se origina en el interior. De todas las leyes universales relacionadas con la curación, la más básica y, no obstante, la más difícil de entender es la de que ninguna persona cura a otra persona. No obstante, en contraste con esta verdad, si estamos en armonía con nosotros mismos, podemos comunicar esa armonía a otros y eso puede ayudar a facilitar la curación. No podemos dar lo que no tenemos, pero debemos estar dispuestos a dar lo que tenemos, ya que ayudando a los demás es como nos curamos a nosotros mismos. Me atrevería a decir que no puede producirse ninguna curación a menos que haya una respuesta de la conciencia del cuerpo a cualquier influencia externa a la que se exponga a la persona. A menos que la fuerza vital interior del cuerpo responda a la influencia exterior, no habrá curación.

Gene Egidio

En cada bloque de mármol veo una estatua;
La veo tan claramente como si estuviera frente a mí,
De formas perfectas en su postura y acción.
Sólo tengo que quitar las paredes ásperas
Que aprisionan a la hermosa aparición
Para revelarla ante otros ojos,
Puesto que los míos ya la conocen.

Miguel Ángel


Nuestras células escuchan constantemente a nuestros pensamientos y se ven cambiadas por ellos. Un ataque de depresión puede causar desastres en el sistema inmunológico; enamorarse puede fortalecerlo. La desesperación y falta de esperanza aumenta el riesgo de sufrir ataques cardíacos o contraer un cáncer, acortando así la vida. El gozo y la satisfacción nos mantienen saludables y prolongan la vida. Esto significa que no es posible trazar con certeza la línea entre biología y psicología. El recuerdo de una tensión, que es sólo una brizna de pensamiento, libera el mismo torrente de hormonas destructivas que la tensión en sí. Como la mente influye sobre todas las células del cuerpo, el envejecimiento humano es fluido y cambiante; puede acelerarse, demorarse, detenerse un tiempo y hasta revertirse. Si uno se conociera tal como es, comprendería que es la fuente, el curso y la meta de toda la inteligencia fluyente. Lo que las tradiciones religiosas del mundo llaman espíritu es la totalidad, la continuidad de la conciencia que supervisa todos los fragmentos y las piezas de la inteligencia. Son los vacíos en el conocimiento de nosotros mismos los que nos hacen víctimas de la enfermedad, el envejecimiento y la muerte. Perder la conciencia es perder inteligencia; perder inteligencia es perder el dominio sobre el producto final de ésta: el cuerpo humano. Por lo tanto, la lección más valiosa que puede enseñarnos ese nuevo paradigma es ésta: si quieres cambiar tu cuerpo, cambia primero tu conciencia.

Deepak Chopra


La enfermedad es en sí beneficiosa, y tiene por objeto el devolver la personalidad a la Voluntad Divina del Alma; y así vemos que se puede prevenir y evitar, puesto que sólo con que pudiéramos darnos cuenta de los errores que cometemos y corregirlos de forma espiritual y mental, no habría necesidad de las severas lecciones del sufrimiento. El Poder Divino nos brinda todas las oportunidades de enmendar nuestros caminos antes de que, en último recurso, se apliquen el dolor y el sufrimiento. Recordemos que cuando se descubre el defecto, el remedio no consiste en luchar denodadamente contra él con grandes dosis de voluntad y energía para suprimirlo, sino en desarrollar firmemente la virtud contraria, y así automáticamente, desaparecerá de nuestra naturaleza todo rastro de mal. Olvidarlo y tratar conscientemente de desarrollar la virtud que lo aniquile, ésa es la verdadera victoria.

Edward Bach


Cada vez se reconoce más la energía como una realidad fundamental del Universo material. La materia, como han demostrado los físicos, es energía, y, cuanto más concienciada esté la humanidad sobre esta cuestión, más gente llegará a entender que la verdadera sanación no es tanto un proceso aniquilador de la enfermedad como de fortalecimiento de las defensas energéticas del cuerpo. El cuerpo humano no es lo que parece. Aunque superficialmente constituye un conjunto de huesos, órganos y tejidos carnosos, en un plano de realidad más profundo se compone de energía: vórtices innumerables de energía funcionando armoniosamente cuando el cuerpo se encuentra bien. De no ser así, las causas se deben primordialmente a que estamos bajos de energía o a que éstos vórtices han perdido la sincronía entre sí. Esta energía puede fortalecerse y armonizarse, tanto dentro del cuerpo como en las relaciones que éste mantiene con el entorno.

Swami Kriyananda


Meditar es una aventura, la aventura más grande que la mente humana puede acometer. La meditación consiste simplemente en ser, ser sin hacer nada, sin acción, sin pensamiento, sin emoción. Simplemente eres, y ello es puro gozo. ¿De dónde viene ese gozo si es que no estás haciendo nada? No viene de ninguna parte, o viene de todas partes. No tiene causa, ya que la existencia está hecha de esa sustancia llamada gozo.

Osho

ORINCIPIO DE CORRESPONDENCIA

  PRINCIPIO DE CORRESPONDENCIA
"Como arriba es abajo, como abajo es arriba"
El estudio del Principio del Mentalismo nos enseñó que "Con nuestro Pensamiento creamos una realidad...". 
El segundo Principio denominado "de Correspondencia", te permitirá entender ¿cómo y por qué a veces creamos situaciones negativas o desfavorables; por qué atraemos a personas que nos mienten, nos engañan, nos roban dinero, y demás?.  La comprensión de este principio es la clave para encontrar soluciones a esos problemas.
De acuerdo con el libro El Kybalión, el Principio de Correspondencia dice textualmente: "Como arriba es abajo; como abajo es arriba".  En el Universo todo se corresponde entre sí: tal como es aquí abajo, va a ser allá arriba; cuando uno logra entender todo lo que ocurre en el mundo material, entonces podrá entender todo lo que sucede en el mundo espiritual.  Este principio es un auxiliar de la mente que nos permite entender lo que ocurre en el resto del Universo conociendo solamente una de sus partes.  Si se estudia el funcionamiento de una estrella, como consecuencia se entenderá el funcionamiento de las galaxias.  Si se estudia el comportamiento de un habitante de una sociedad, se podrá llegar a entender ¿cómo funciona dicha sociedad?.  En síntesis, estudiar una parte del todo nos permite comprender el resto.  Este es el principio de la analogía que nos da la posibilidad de entender la relación presente entre los distintos planos de existencia.
Cuando llevamos este principio al nivel humano, podemos modificar las palabras y decir: "Como adentro es afuera; como afuera es adentro".  Todo lo que sucede alrededor de una persona refleja lo que le está ocurriendo por dentro.  Esto significa que cuando una persona es desordenada con sus cosas, está demostrando su desorden interno.  Por el contrario, quienes están en el otro extremo y son muy rigidos con el orden están reflejando una rigidez mental en sus ideas.  Lo de adentro es como lo de afuera y viceversa.
Si se analizanlas condiciones de vida que rodean a una persona determinada, se puede saber qué es lo que tiene en su mente.  Las personas estructuradas lo son también mentalmente, del mismo modo, aquellos que se comportan de una manera caótica o contradictoria, tienen ideas de ese tipo.
Este principio sirve para detectar mentiras.  Cuando una persona está mintiendo, el cuerpo genera cierta incomodidad que en general toma la forma de picazón en la cara.  Los niños tienden a llevarse la mano a la boca después de decir una mentira; los adultos también se llevan la mano a la cara pero para arreglarse el cabello, las cejas, o para rascarse la nariz.  Esto no significa que ocasionalmente una persona pueda tener picazón en la cara sin estar mintiendo. La clave es la siguiente: cuando una persona está prometiendo o afirmando algo importante y luego se rasca la cara... está mintiendo.  Por ejemplo: si alguien está prometiendo amor eterno, devolver dinero, cumplir con cierto compromiso, ser fiel; o si está contando su propia historia, asegurando que no hizo nada, afirmando su inocencia o describiéndose a sí mismo, y se lleva la mano a la cara, entonces puedes dudar de lo que dijo.  De acuerdo con este principio funcionan las máquinas detetoras de mentiras.  La mentira produce una especie de "cotocircuito" interno y se refleja creando una incomodidad en el cuerpo; por lo general, una picazón en el rostro.
El movimiento de los ojos también aocmpaña a la secuencia de los pensamientos.  Cuando los ojos miran hacia arriba... se está trabajando con imágenes.  Si se mira hacia arriba y a la derecha... entonces se activa la parte creativa de la mente y se crean imágenes nuevas.  Por el contrario, cuando los ojos se mueven hacia arriba y a la izquierda... se está activando la memoria y entonces se recuerdan imágenes.
Cuando a una persona se le formula una pregunta y mira hacia la derecha... está inventando una respuesta.  Pero si, por el contrario, mira hacia la izquierda... está recordando algo que hizo.  Si vas a contratar a una persona para trabajar contigo y le preguntas si ya tiene experiencia en determinado tipo de trabajo, sabrás si te está diciendo la verdad o no según el movimiento de sus ojos.  Si la eprsona mira hacia arriba y a la derecha antes de responder... estará creando una respuesta porque no tiene experiencia.  Si mira en la dirección opuesta... estará recordando algún trabajo anterior.
Se puede activar un funcionamieno cerebral determinado en forma intencional.  Cuando necesites recordar algo en particular, puedes mover tus ojos hacia arriba y a la izquierda.  Eso te ayudará a traer a tu memoria más fácilmente la información que quieras recordar.  Cuando no encuentres la solución a un problema, podrás mover tus ojos hacia arriba y a la derecha para activar tu parte creativa; de esta manera, imaginarás nuevas soluciones.
El Principio de Correspondencia es útil, además, para ayudarnos en momentos de crisis.  Si en un momento determinado te sientes deprimido, angustiado o preocupado, arreglarte físicamente o mejorar tu aspecto personal externo inmediatamente influirá en tu estado interno.  Si tu vida es muy caótica  y problemática, comienza por poneren orden tu escritorio, tu guardarropas o tu dormitorio.  El orden en lo exterior te ayudará a encontrar el orden en lo interno.

Ejercicio:  Desprenderse del Pasado...
Este es un ejercicio muy importante que se debe repetir cada seis u ocho meses, o cada vez que se considere necesario.  Es conveniente desprenderse de todos los utensilios o artefactos que no funcionan o que no se utilizan en la casa.  NO es bueno conservar ropa que no se va a usar, libros o revistas que no se van a leer u otros objetos que no cumplan una función útil.  Se puede vender, donar o regalar aquello que uno no necesita más.  Es importante dejar lugar para lo nuevo.  Tiene que haber cierto espacio vacío en la casa porque de lo contrario, lo nuevo no puede entrar.  Si se acumulan muchas cosas viejas en la casa significa que se vive atado al pasado, a los recuerdos y eso no permite el cambio.  Se debe conservar solamente aquello que es útil, positivo y necesario.  Hay objetos antiguos que pueden ser muy útiles, no interpretes que lo viejo es malo porque definitivamente, no es así.  Solamente aquello que ya no te serive puede llegar a ser malo.  Despídete de todo lo que ya no usas con amor. Bendícelo y hazlo circular.

De acuerdo con lo que llevamos por dentro, atraemos a personas y situaciones.  Esto significa que  "Todo lo que nos ocurre, bueno o malo, está reflejando pautas de pensamiento guardadas en nuestra Mente".  Las personas buenas, que nos quieren y ayudan, reflejan la parte más favorable de nuestra conciencia, mientras que aquellos que nos generan problemas, nos envidian o nos pelean están reflejando la parte más oscura de nuestra propia conciencia.  Dicho de otra manera, las personas que son más negativas solamente vienen a nuestra vida para "hacernos el favor" de recordarnos que tenemos ciertas pautas mentales que sanar.
Si una persona tiene una pareja que la maltrata, le miente, la engaña y demás... esa pareja está reflejando lo que la otra persona cree del amor o asocia a la idea del amor.  La solución en este caso no es cambiar de pareja, sino "Cambiar de Idea".  Si el cambio no se produce por dentro, entonces la persona volverá a elegir otra pareja que volverá a maltratarla.  Esta idea es difícil de asimilar porque es más fácil encontrar al "culpable" fuera de nosotros.  Cada uno tiene al perfecto culpable de su propia infelicidad:  su pareja, alguno de sus padres, sus hijos, su jefe, sus amigos, sus vecinos, si eso no alcanza, se culpa al presidente, al mal tiempo, a la economía, o a mala suerte.
Para crecer, primero debes aceptar la responsabilidad de tu propia vida.  De esta manera, evitarás encontrar un culpable externo a tus propios problemas.  Tampoco es necesario que te sientas culpable por lo que te sucede.  Sólo tienes que sentirte responsable, saber que algunas pautas de pensamiento erróneas te están llevando a elegir mal.  "Una vez que cambies tus Pensamientos... cambiarás tu Vida".
A partir de ahora, cada vez que surja algún problema es conveniente que te preguntes a ti mismo:  "¿Qué significa esto en mi vida? ¿Por qué o cómo estoy creando esta situación?"  De esta manera, descubrirás la creencia que te ha llevado a vivir tal situación.  Para cambiar dicha "creencia" deberás poner en práctica todo lo aprendido en el Principio del Mentalismo (Palabra, Imagen y Sensación).  Cuando una creencia nueva y positiva se afirme en tu Conciencia, aparecerán las personas  o las situaciones externas que te lo confirmarán.  En síntesis, puedes considerar tu situación actual como un Espejo de tu estado Interno.
Ejercicio:  Expandir el Aura
Se llama Aura al campo de energía que nos rodea y nos sustenta.  Cuando tenemos problemas, éstos afectan el campo energético de nuestra aura reduciendo su fuerza.  Hay lugares y personas que pueden afectarnos negativamente, como también todo lo contrario.
Para expandir el Aura se deben hacer Círculos amplios con los brazos, siempre en la dirección que te resulte más cómoda.  Al realizar los movimientos circulares con tus brazos sentirás, además de que tus músculos se elongan y se produce el aumento de tu energía corporal.  Es conveniente hacer este ejercicio todas las mañanas o cada vez que sientas que tu energía está muy baja.
Después de hacer estos círculos, puedes finalizar extendiendo tus manos en alto y afirmar:  "Estoy abierto y receptivo a todo lo bueno para mí.  A partir de hoy, Acepto el Amor, el Dinero, la Alegría, la Sanidad, el Éxito... la Ilimitada Abundancia de todo Bien... que me merezco.  Y los Acepto ahora mismo; hecho está!. Y así es. Amén, Amén, Amén".
Agradeces y luego puedes continuar con tu rutina matinal.  Esta es la manera en que yo comienzo mi día cada mañana.

TENER FE.

TENER FE
Tener  fe es ACEPTAR los designios de Dios aunque no los entendamos, aunque no nos gusten. Si tuviéramos la capacidad de ver el fin desde el principio tal como Él lo ve, entonces podríamos saber por qué a veces conduce nuestra vida por sendas extrañas y contrarias a nuestra razón y a nuestros deseos.
Tener fe es DAR cuando no tenemos, cuando nosotros mismos necesitamos. La fe siempre saca algo valioso de lo aparentemente inexistente; puede hacer que brille el tesoro de la generosidad en medio de la pobreza y el desamparo, llenando de gratitud al que recibe y al que da.
Tener fe es CREER cuando resulta más fácil recurrir a la duda. Si la llama de la confianza en algo mejor se extingue en nosotros, entonces ya no queda más remedio que entregarse al desánimo. La creencia en nuestras bondades, posibilidades y talentos, tanto como en los de nuestros semejantes, es la energía que mueve la vida hacia grandes derroteros.
Tener fe es GUIAR nuestra vida no con la vista, sino con el corazón. La razón necesita muchas evidencias para arriesgarse, el corazón necesita sólo un rayo de esperanza. Las cosas más bellas y grandes que la vida nos regala no se pueden ver, ni siquiera palpar, sólo se pueden acariciar con el espíritu.
Tener fe es LEVANTARSE cuando se ha caído. Los reveses y fracasos en cualquier área de la vida nos entristecen, pero es más triste quedarse lamentándose en el frío suelo de la autocompasión, atrapado por la frustración y la amargura.
Tener fe es ARRIESGAR todo a cambio de un sueño, de un amor, de un ideal. Nada de lo que merece la pena en esta vida puede lograrse sin esa dosis de sacrificio que implica desprenderse de algo o de alguien, a fin de adquirir eso que mejore nuestro propio mundo y el de los demás.
Tener fe es VER positivamente hacia adelante, no importa cuan incierto parezca el futuro o cuan doloroso el pasado. Quien tiene fe hace del hoy un fundamento del mañana y trata de vivirlo de tal manera que cuando sea parte de su pasado, pueda verlo como un grato recuerdo.
Tener fe es CONFIAR, pero confiar no sólo en las cosas, sino en lo que es más importante... en las personas. Muchos confían en lo material, pero viven relaciones huecas con sus semejantes. Cierto que siempre habrá gente que te lastime y traicione tu confianza, así que lo que tienes que hacer es seguir confiando y sólo ser más cuidadoso con aquél en quien confías dos veces.
Tener fe es BUSCAR lo imposible: sonreír cuando tus días se encuentran nublados y tus ojos se han secado de tanto llorar. Tener fe es no dejar nunca de desnudar tus labios con una sonrisa, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes cuando tu sonrisa puede dar luz y esperanza a la vida de alguien que se encuentre en peor situación que la tuya.
Tener fe es CONDUCIRSE por los caminos de la vida de la forma en que un niño toma la mano de su padre. Es que dejemos nuestros problemas en manos de DIOS y nos arrojemos a sus brazos antes que al abismo de la desesperación. Fe es que descansemos en él para que nos cargue, en vez de cargar nosotros nuestra propia colección de problemas.
QUE EN TU VIDA HAYA SUFICIENTE FE PARA AFRONTAR LAS SITUACIONES DIFÍCILES, JUNTO CON LA NECESARIA HUMILDAD PARA ACEPTAR LO QUE NO SE PUEDA CAMBIAR.

ESTas contento con tu vida?

¿Estás contento con tu vida?

felicidad2
Hablemos de la vida. ¿Qué cambios debemos realizar en nosotros para llevar una vida ecuánime, una vida que pueda ser llamada dichosa?
Empecemos por cosas simples que podemos cambiar ya, en este momento, en este segundo. Lo único que existe es el presente, si querés cambiar, hacelo ahora, es la mejor ocasión. El cambio siempre es Ya mismo. Debemos fijar una cadena de prioridades en la vida. Hay que ser sincero con uno mismo y definir qué es lo que más nos interesa: familia, pareja, trabajo, rol social, búsqueda interna. ¿Qué es lo que uno más quiere?
Hay que ser verdaderamente honesto para que funcione. No hace falta publicarlo ni la necesidad de contarlo. Es un claro trabajo interno. Una forma práctica de ayudarse a expresarlo es tomarlo como un ejercicio, y con papel y lápiz en mano, anotar de un lado de la hoja las cosas que más te gustan de vos y del otro lado las que no te gustan. Estás sólo con tu intimidad. Sé franco. Los deseos que todavía te faltan llenar, anhelos fuertes que todavía están allí, agazapados.
En definitiva, ir por las prioridades. ¿Qué querés de la vida? Una por una. Por otro lado, ¿qué es lo que más te gustaría cambiar? Sólo una también para empezar. ¿Hay algo que te moleste de la vida que has estado llevando?¿Qué característica de tu personalidad no te agrada, y está pidiendo a gritos ser cambiada? Vamos a trabajar estas manchas, que desentonan en la imagen que ya tenés de vos mismo.
Con esa misma sinceridad, focalicemos aquello que nos gusta de nosotros. Tenelo muy en cuenta porque te vas a aferrar a eso. Lo vas a hacer crecer, de un modo tan simple y bello, firme y claro, como para compensar la otra energía de la que te vas a liberar. Por ejemplo, de vos te gusta, que sos optimista y positivo, pero por el otro lado, mentís mucho. En esa misma proporción, en que hago crecer lo positivo, voy dejando de mentir.
Siempre va a haber algo que te eleve. Estás vivo, tenés la oportunidad de seguir recordando tu belleza interna y que sos un ser de luz, que nació para ser feliz. Podés moverte por el planeta, proyectando tu amor y tu comprensión de que hay una energía superior que te ha creado, y que por ende heredaste esas mismas características. Hay gente a tu alrededor, despertando del mismo modo en que lo estás haciendo, y sería muy nutritivo recordarles a ellos también, el milagro de estar vivos y poder experimentar lo que aquí y ahora se puede.
Es una elección que estás haciendo en cada momento. ¿Qué mejor momento para empezar a practicar las elecciones de lo que quiero potenciar en mi, y de lo que quiero ir trascendiendo, que cuando comienza el día? Podés elegir si tu día va a empezar de una forma miserable o de una forma bien alegre, calmo, creativo, audaz, lleno de imaginación y con una expresión de amabilidad y nobleza en tu rostro. Es sólo un estado de atención, pero ese estado marca la diferencia entre la dicha y la desdicha. ¿Quién en su sano juicio quiere ser infeliz?

POEMA SUFI.


Baila, como si nadie te estuviera mirando,


Ama, como si nunca te hubieran herido,


Canta, como si nadie te hubiera oido,


Trabaja, como si no necesitases dinero,


Vive, como si el cielo estuviese en la tierra.


 


¡Ven, ven, quienquiera que seas, ven!


Infiel, religioso o pagano, poco importa.


¡Nuestra caravana no es la de la desilusión!


¡Nuestra caravana es la de la esperanza!


¡Ven, aunque hayas roto mil veces tus promesas!


¡Ven, a pesar de todo, ven!


 


Hoy, como cualquier otro día, nos despertamos vacíos y asustados.


No abras la puerta del estudio y empieces a leer


Toma un instrumento musical.


Deja que la belleza de lo que amamos sea lo que hacemos.


Hay cientos de formas de arrodillarse y besar el suelo.


 


Jaladdin Rumi


LA AMISTAD.


LA AMISTAD
Si observamos un rebaño de ovejas veremos que, al menor ruido, huyen y se agrupan, por miedo y por instinto de protección. El hombre que se acerca a los demás para protegerse, no lleva nada en sus manos, sólo miedo. Cuando te acerques a los demás, no lo hagas por miedo, hazlo para colaborar. Nadie te va a decir con palabras que quiere ser tu amigo.
La amistad significa sentirse responsable de tu hermano, sentirse responsable no, ser responsable. Intentar que no caiga, aún a riesgo de caer tú. Dale la mano cuando sepas que Él la necesita. No le recuerdes favores pasados porque, en un momento determinado, tu hermano puede salvarte la vida y no hay absolutamente ningún favor que se pueda comparar a ese.
Si plantas un grano de trigo, recogerás cien. Si tienes un buen amigo, lograrás que todo lo que hagas esté apoyado por dos mentes; dos mentes dirigidas hacia una misma idea.
Para que exista el mar deben existir millones de millones, de millones de gotas d agua. Cada una de esas gotas, es intrínsecamente, igual a todo el mar. Además, ten en cuenta que una gota puede ser un mar para un microorganismo.
Jesucristo tuvo doce apóstoles y muchos discípulos, pero muchos se han llamado sus amigos. Amaron, dicen, a Jesús, y sólo invocaron su nombre como referencia para conseguir sus fines. Lo anotaron en su haber: "Yo conocí a Jesús", dicen, como si eso les diese carta blanca. "Yo hablo en nombre de Jesús", dicen y han tergiversado sus palabras para conseguir sus fines.
Si tienes un amigo, lo tienes dentro de ti, porque la amistad se lleva dentro, no en la mano como una bandera. No se cita como referencia. En todo caso, las palabras que diga tu amigo, si las consideras realmente así, las dirás exactamente igual que Él las ha dicho y dirás que, antes que tú, las ha dicho Él.
No se debe invocar el nombre de aquel a quien realmente no se está dispuesto a secundar. Hay personas que se precian de tener muchos amigos, lo importante es que cada uno de ellos se precie de tenerle a Él como amigo.
Todos se utilizan unos a otros. La verdadera amistas de lleva dentro, no se hace uso de ella; ella hace uso de nosotros.
* * * * *

LA META


LA META
Si algo vamos a poner en práctica con la Ley de "Pensar es CREAR", es una sola y clara meta: "LA DE UNIRNOS A NUESTRO YO REAL". Pues concentrándonos en nuestra Real Identidad, no sólo encontraremos nuestro LUGAR DE ACCIÓN, sino que los medios y las circunstancias vendrán solas; es la añadidura. Nuestro fin será darle el mando de la mente subconsciente a nuestro YO REAL o YO SOY.
El "pensar es crear" no será utilizado para que sea manejado por nuestra mente subconsciente, así que nuestros objetivos serán totalmente un CAMINO hacia nuestra REAL IDENTIDAD.
No buscaremos fama, ni riquezas, ni gratificar deseos, ni caprichos, sólo SER lo que en realidad SOMOS y esa respuesta será escrita dentro nuestro, en nuestra REAL IDENTIDAD.
Durante todo este período del estudio iremos dándole el mando de nuestro cuerpo, nuestro pensar, nuestro sentir y nuestras circunstancia a nuestro YO REAL o YO SOY.
Si otra cosa es lo que buscas, éste no es el camino que andas necesitando, busca pues el camino que tu corazón te dictamine. Te diré que los caminos no se fuerzan, tarde o temprano encontrará el que tú necesites en ese momento, no otro. Forzar caminos es estar dirigidos por la soberbia y el orgullo, no por el sentido común.
La actitud mental de este período será:
PRESENCIA, YO SOY TÚ ERES EL MAQUINISTA, YO SOY TU MÁQUINA, TÚ ERES LA MANO, YO SOY TU LÁPIZ, TÚ ERES QUIEN DIRIGE, YO SOY TU ACTOR.
Por lo tanto el trabajo o meta de esta parte de la enseñanza será la de aprender a escuchar la VOS SILENTE de nuestro YO SOY.
Aquí entonces comienza una Lucha Sagrada, la de aprender a sacar ese mal hábito de seguir las sombras y llegar a reconocer los dorados rayos del Sol de la Sabiduría. Así descubrimos que, cuando nos acercamos en forma consciente al Sol, estas sombras que antes buscábamos, ahora nos siguen, nos preocupamos porque esto pasa, y al preocuparnos por las sombras descubrimos, que estamos otra vez caminando hacia ellas.
Hasta que un día, siempre llegan estos días, descubrimos que si solo seguimos al Sol, las sombras, al ir acercándonos al Sol y ponernos debajo, van desapareciendo, y otro día vemos que al estar debajo mismo del Sol, las sombran ya no existen más.
* * * *

LA ENERGIA


LA ENERGÍA
TODO ES ENERGÍA
Cuando emitimos un pensamiento, un sentimiento o hablamos, se desprende de nosotros una masa de energía. Esto es perfectamente comprobable, ya que, mediante máquinas muy sensibles se pueden fotografiar.
Todo está compuesto por átomos. El átomo tiene cargas positivas y negativas. esto produce en Él un movimiento oscilatorio, una vibración.
De ahí que la Ley de Vibración dice que TODO VIBRA
EN LA DIFERENCIA DE CANTIDAD DE MOVIMIENTOS POR MINUTO ESTÁ LA CALIDAD DE LA ENERGÍA.
La energía tiene color, sonido y vibración.
La energía más lenta es negativa y oscura, por eso, cuando vemos una personas, un lugar negativo, decimos: "Qué denso es" o "Qué ser de poca luz".
La energía positiva es blanca y tiene una elevada frecuencia vibratoria, cuando nos referimos a ella generalmente la denominamos "luz".
La Ley de Polaridad dice que los opuestos son iguales, en Física veíamos que el frío y el calor eran lo mismo, sólo tenían diferente graduación.
Si analizamos una emisión de odio y otra de amor nos encontramos con que las dos masas de energía son iguales, sólo tienen diferente vibración, el odio es lento y el amor es rápido.
En una escala imaginaria de 1 al 1000 el odio vibraría 1 vez por minutos ye l amor a 1000 movimientos por minuto.

Teniendo en cuenta que las dos energías son iguales; si logramos aumentar la velocidad de la energía calificada como odio, la estaríamos haciendo para por diferentes estados hasta polarizarla hacia lo positivo y transformarla en amor.
Eso vamos a hacer con nuestros patrones mentales negativos: POLARIZARLOS HACIA LO POSITIVO.
Supongamos que nosotros somos una masa de energía que está en la mitad de su camino de evolución. De acuerdo a la escala imaginaria estaríamos vibrando naturalmente a 500 movimientos por minuto, entonces todo lo que se desprende de nosotros debe tener una velocidad acorde con la velocidad de quien emerge.
Por lo tanto se supone que todo lo que se desprende de nosotros tiene una velocidad media, pero como tenemos patrones mentales negativos (es decir, más lentos) actuamos en nuestra velocidad natural hasta que alguien nos moviliza un patrón mental.
En ese momento bajamos nuestra vibración hasta la velocidad de ellos y actuamos en forma inapropiada para nuestra evolución.
Luego las llevaremos al máximo y así ascenderemos nosotros. Para esto usaremos la Ley de Mentalismo, que dice: "Si tú lo has pensado y tú lo has creído, tú lo has creado". Todo lo que pensamos y creemos, LO CREAMOS.
Si a un niño le decimos que es torpe, primero piensa que puede ser torpe, luego cree que lo es y a partir de allí CREA AL TORPE.
Vemos lentamente como funciona esta ley: Cuando emitimos un pensamiento, se desprende de nosotros una masa de energía que tiene una calificación, la que nosotros le dimos. Se dirige hacia donde nosotros la enviamos, uniéndose por principio de ATRACCIÓN con energías igualmente calificadas, y más allá del hecho de que pueda afectar a los demás o no, siempre, siempre esta energía, por Ley de Causa y Efecto, vuelve a nosotros. Y cuando vuelve trae todo el caudal energético necesario para que se cumpla lo que pensamos.
Por ejemplo: si pensamos que en un examen nos va a ir mal, pensamos en la profesora, en la escuela, en la materia y en todo lo que rodea al examen, siempre con la idea de que nos va a ir mal. Por lo tanto, van a desprenderse masas de energía con esa calificación, hacia todos los lugares donde la enviamos. Después de hacer el recorrido, como ya describimos, vuelve a nosotros una gran masa de energía cuya calificación es un mensaje constante para que nos reprueben. ASÍ VIVIMOS BOICOTEANDO TODA NUESTRA HISTORIA.
Al principio de ATRACCIÓN dice que podemos atraer a nosotros, todo lo que queremos; viendo cual es el camino de la energía cuando se desprende, deducimos que depende de lo que emitimos.
LAS ENERGÍAS SE ATRAEN POR IGUAL CALIFICACIÓN. Basados en esto, vamos a trabajar.
Si tenemos un patrón mental de INSEGURIDAD, por ejemplo, cuando afirmamos, pensamos o sentimos YO SOY SEGURIDAD, estamos emitiendo una energía calificada como SEGURIDAD. ESTA DIRIGIDA A NOSOTROS MISMOS. VA A BUSCAR SU IGUAL, dentro nuestro.
Dijimos antes que las energías opuestas son iguales. Su opuesto es nuestra INSEGURIDAD. Por principio de Atracón van a unirse. Esto es unir DOS ENERGÍAS IGUALES en calidad, sólo que una es lenta y la otra es rápida.
La rápida va acelerar a la lenta, con lo cual habremos aumentado la velocidad en la vibración electrónica de esa energía negativa que está en nuestro subconsciente, POLARIZÁNDOLA HACIA LO POSITIVO.
* * * * *

EL AMOR


El amor es eterno. Una vez que ha amado a alguien, lo ama para siempre. Es muy difícil en nuestra existencia tridimensional concebir el amor sin posesión.
Mi imagen del amor es la de una mano abierta donde el amante puede ir y venir como un pájaro.. ¡en libertad! En esa libertad se encuentra el verdadero amor y el respeto. En esa libertad está la dignidad y la plenitud de cada momento vivido intensamente.
El amor no tiene nada que ver con reglas de juego, o forma de manipular, atraer o controlar. El amor no es una técnica para mejorar el rendimiento sexual, o la justificación para culpar, juzgar o entregarse. El amor no es un montaje para gratificar el ego en el afán de justificar una necesidad o el miedo a la soledad, que sólo traen consigo la dependencia y la explotación. No es una excusa para la posesión, la exclusividad y el separatismo, ni es tampoco un encuentro psicológico, un proceso analítico o un laboratorio biológico. Y por último, el verdadero amor no es escapista.
El amor es un proceso que despierta el conocimiento interior, es una manera de aprender la cooperación y el respeto por la individualidad. El amor enseña a mostrar más amor en una experiencia válida, basada en la igualdad de la diferencia y el propósito elevado. El amor sí alínea con las leyes superiores bendiciendo, compartiendo y expandiéndose. Refleja un verdadero compromiso con la Vida y con los Seres; mediante un compromiso alerta e iluminado con el YO. El amor es un campo pragmático psico-espiritual.
Las relaciones son el campo de prueba del amor, el puente entre el deseo y la compasión. Ellas estimulan, equilibran y nutren. Pregúntese sinceramente:
¿Cómo veo yo a otra persona?
¿Cuán profundos son mis encuentros con otras personas?
¿Cuánto revelo en mí a otros?
Puede que la relación sea de amistad o se muestre como un encuentro de fuerzas paralelas, complementarias u opuestas; o quizás sea una relación apasionadamente sexual y emocional; o podría ser también que promueva el desarrollo, la expansión, el juego y el compartir; esa relación que incluye lecciones kármicas, como son el perdón y la empatía, la falta de egoísmo, la creatividad y la autenticidad. Nuestra búsqueda en cada una de ellas es para encontrar la identidad, el poder y ese elemento de fusión que lleva a la concreción y a la participación conjunta de una visión.
Ninguna relación puede existir sin una visión en común. En esta visión hay una danza de fuerzas jugando desde adentro y desde afuera, interactuando y entremezclándose. En la amistad (la forma más pura y elevada del amor) siempre existe la igualdad, el dar incondicional y en ella no se compra ni se trafica con el amor. Existe una aceptación total del otro tal como es, sin exigir cambios.
Para que las relaciones puedan existir como una fuerza dinámica y consciente, tiene que haber un reconocimiento de fronteras. Es importante que sepamos cuándo estar juntos y cuándo separados. Necesitamos refinar nuestro discernimiento para que incluya los límites tan delicados entre la realidad subjetiva y personal y la realidad objetiva. Necesitamos reconocer y proveer un espacio sagrado para el individuo y un espacio sagrado para la relación. El bienestar de la pareja jamás debe sobreponerse al bienestar del individuo.
Cuando deja de haber alegría y libertad, debemos tener el coraje de separar los caminos. La libertad diente un valor más alto que el amor. Si empezamos a notar que se ha establecido la rutina y la monotonía, o que estamos repitiendo patrones emocionales de rechazo o traición, quiere decir que la relación ha dejado de sernos útil. Si existe amor, la otra parte será inmensamente beneficiada con nuestro cambio. Él o ella sentirán los efectos sin crear grandes discusiones o posteriores enredos emocionales dignos y desmoralizantes.
Hay muchas maneras de efectuar esos cambios y todas son apropiadas. El elemento más importante es la actitud: el porqué de lo que hace y cómo lo hace. Puede alejarse físicamente; retirar emocionalmente su energía, o dirigirla hacia otro lado. también puede utilizar la fórmula alquímica para purificar las energías dentro de la situación y manifestar la armonía que está buscando, de acuerdo con la ejecución del plan divino en cada una de sus vidas.
Las relaciones son una pequeña muerte. Y la muerte del pequeño Ser es la Última Alquimia. Las relaciones son un ensayo general para la Vida Eterna

DEDICADO A LAS MUJERES VALIENTES.


Mujer valiente que estàs ahi en el centro
de la tormenta
quiero decirte algo
desde el fondo de mi ser
recuerdas la flor de loto?
la que nace bella y fragante del lodo màs oscuro...?
eres una gladiadora tenaz
y estàs a salvo
porque el paraiso eres tu
lo que te mantiene incòlume cuando todo arrecia
cuando lo que parecian certezas
se transforman por un instante en el tiempo,
en incertidumbres
no estàs lejana a tus miedos
ni a tus dudas
y aùn asì
aunque estès latiendo de dolor, por dentro,
se va formando una nueva piel màs fuerte
en vòs
y las cicatrices que van dejando huella
a su paso
sòn sòlo una hermosa muestra
de tu nuevo viaje
y de la hondura
de tu alma
eres cimiento y roca, raiz, camino y espiritu sostenido
y estàs a salvo
aùn si el paisaje  lo sientas pantano, resbaladizo y sombrio
recuerda que al caer la tarde,
las aguas se aquietan
y en el silencio sagrado podràs escuchar el sonido
de tu propio corazon
con los primeros reflejos de la luna,
llegarà la calma
y te sentiràs abrazada en este nuevo nacimiento
eterno
dulce
lleno de luz...
sentis el nuevo aroma a magnolias en el ambiente?
y el golpeteo del agua creando un sonido suave
como el de una cascada fresca y pura?
nada puede detener el nuevo flujo que hay en vòs
ya no estàs màs desierta
porque estàs llena de vòs
y estàs...
a salvo!

EL PERDON.

JUEVES, MAYO 19

El perdon......dejar atrás el lastre del resentimiento y del dolor


o tiene sentido iniciar una nueva fase en nuestra vida cargada de optimismo, confianza, ilusión y renovación interna sin antes habernos liberado a través del perdón. Dejar atrás el lastre del resentimiento y del dolor nos adentrará en la senda de la satisfacción interna y la plenitud que nos proporcionará la plena conciliación con el momento presente y todo aquello que lo antecedió.
El primer paso para el perdón es tratar de dejar de pensar con odio en la persona que deseamos perdonar e intentar comprender que ella tiene su punto de vista y nosotros el nuestro. Por tanto, cada uno es libre de actuar según su criterio y si los caminos a seguir deben separarse, pues siempre debemos luchar por el propio y ajeno respeto y dignidad, entonces hay que dejar marchar a la persona y transformar el rencor en la alegría que nos proporciona el simple hecho de sentirnos libres de todo sufrimiento y de ganas de enjuiciar sus actitudes.
El perdón, cuando es sincero, provoca una sensación de alivio interior y de reencuentro con un sentimiento de humanidad, flexibilidad y de mayor comprensión de las cosas, que, sin duda, nos convertirá en más sabios y nos hará sentirnos en paz con nosotros mismos.
Cuando es necesario seguir conviviendo con la persona que deseamos perdonar, lo haremos de forma que no nos dejemos llevar por el miedo y el recelo, tratando de seguir unos valores de justicia y de tolerancia, los mismos que desearíamos para nosotros.
Sin embargo, el perdón requiere tiempo ya que el perdón requiere olvido.

Autora: María Jesús Verdú Sacases.

Hace click sobre el palillo y armonizate.....